CURADORA RESIDENCIA

Daniela Rodi / Temporada15

DANIELA RODI
Temporada15 / 2018, mayo

 

Bio
Nació en Salliqueló (Buenos Aires, Argentina), en 1980.
Museóloga (2003) y Maestra en artes visuales (2005). Estudió Arquitectura (1998-2000). Asistió a clínicas de análisis de obra y seguimientos de proyectos con Jorge González Perrín, Claudia del Río, Gabriel Valansi, Laura Valdivieso y Lucas Di Pascuale.
Desde 2005 trabaja asociada a artistas de distintas ciudades en proyectos vinculados a construir un espacio de encuentro, investigaciónn e intercambio. Como gestora ha trabajado tanto en el ámbito institucional así como en el autogestivo.
Obtuvo becas grupales del Fondo Nacional de las Artes (2012, 2014 y 2016) del Instituto Nacional del Teatro (2011), la Fundaciónn Williams (2017) y de la Fundación TyPA (2014 y 2015). Fue socia fundadora de la galería de arte Vermú (2015-2016) en Santa Rosa, La Pampa.
Ha participado de exposiciones colectivas e individuales. Ha sido parte de experiencias de residencia en Curadora (2018) en San José del Rincón, Casa Residente (2017) en Rosario y El pasaje (2016) en Tafi del Valle.
Actualmente está a cargo de la coordinación general de la Casa Museo Olga Orozco en Toay (La Pampa) y cursa la Lic. en Artes Visuales en la UNL.
Vive y trabaja en Santa Rosa.

Proyecto
Una colección del presente.
En un principio mi proyecto implicaba reflexionar sobre como las artes realizan lecturas de lo cotidiano y como a partir de ellas se producen discursos, señalamientos y documentación. En ese sentido el proyecto con el que llegue a Curadora tenia que ver con trabajar las textualidades cotidianas. Elegí los discursos que proponen los objetos que se exhiben en el Museo de la Costa de San José del Rincón.
Me enfoque  en  algunas  de  las  historias  que definen  la  identidad  del  pueblo, en las personas y sus historias de vida. Recolecté historias personales en relación a los objetos, lecturas de comienzo del S.XX  e interpretaciones históricas y poéticas. En muchos casos el objeto de museo funciona como souvenir, en otras como evidencia del relato. En todos los casos como la prueba de lo que se dice. Pero en los discursos más interesantes el objeto es el disparador de una historia de vida hasta este momento no dicha o necesaria de validar. El objeto como huella de un fuera de texto.
La lectura no es una operación neutra.
Leer, editar y trasponer.
Avanzo por el antiguo Camino Real, como cada día de estas últimas dos semanas, para encontrarme con Lucía para quien trabajar en el museo fue descubrir la historia de sus antepasados al reconocer la labor cotidiana de su abuela en las campanas chaná-timbúes que observa al limpiar las vitrinas. Ella es descendiente de mocovíes y la curiosidad por esas piezas las llevo a la historia que sus padres nunca le contaron.
Una  historia  tiene  un  principio,  un desarrollo y un fin; permite dar una unión a algo, y, a veces, escuchando una historia, el caos  del  mundo  interior  se  apacigua  y  por  el  orden  secreto  que  emana  de  la  obra,  el interior podría ponerse también en orden.

Contacto
danis.rodi@gmail.com
www.danielapuntorodi.wordpress.com