CURADORA RESIDENCIA

Daniela Arnaudo / Temporada12

DANIELA ARNAUDO
Temporada12 / 2016, abril

 

 

Bio
Nació en Sunchales (Santa Fe, Argentina), en 1980.
Profesora de Artes Visuales egresada de la Escuela Provincial de Artes Visuales Juan Mantovani de Santa Fe y Postitulada en Artes Plásticas por la Universidad Nacional de Rosario.
Durante 14 años vivió en la ciudad de Santa Fe en donde realizó sus estudios y desempeños artísticos en música, danza, teatro y plástica. Hasta el momento ha exhibido su trabajo en forma individual y colectiva en Argentina, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.
Fue becada para participar de las residencias: Curadora (San José del Rincón- Santa Fe, 2016), La Pinguela (Oberá- Misiones, 2014), Residencia Castagnino+Macro (Sastre- Santa Fe, 2012), Indiferencia-Curatoría Forense (Bogotá, 2011).
Participó de diversos salones y bienales, fue premiada en el XIX Salón Primavera del (2015), en el LXXXIX Salón Nacional de Santa Fe (2012) y en el XCI Salón Nacional de Santa Fe (2014). En 2015 le otorgan el Premio Máscara por su trayectoria dentro de las artes escénicas. Recibió del Fondo Nacional de las Artes dos Becas de perfeccionamiento (2011/13) y una Beca de investigación para proyectos Grupales con el Colectivo Artístico ABD (2014).
Desde el año 2003, integra el grupo Andamio Contiguo dedicado a la experimentación escénica y visual.
Actualmente vive y trabaja en Sauce Viejo.

Proyecto
Abril de 2016. Una temporada que marcó a la provincia de Santa Fe con 12 días de lluvia constante, y el río en avance que trae consigo inundaciones y nostalgias. Sin embargo, este abril para mí tiene un plus, un estado paralelo de felicidad por el hecho de haberlos vivido y trabajado en Curadora. Mi proyecto para la residencia consistía en producir en torno al concepto de “huellas”, es decir, rastros, vestigios de algo o alguien que ha pasado por ese lugar, a partir de un método que aplico hace ya un tiempo y que consiste en efectuar registros fotográficos que devienen en bocetos para posteriormente bordarlos sobre pvc cristal. El estar en esa casa, transitar como se pudo el barrio, una gran huella capturó mi mirada: una muralla blanca construida por varias manos, interrumpe el paisaje para detener el agua que por momentos avanza y por otros aliviadamente retrocede, con rastros del paso del tiempo y de una naturaleza empecinada en incorporarla. Ese fue mi modelo. Varios días, casi de forma ritual, me incliné en cuclillas sobre él para calcar instintivamente sobre mi nylon, los pliegues generados por la superposición de las bolsas, por el tiempo y el desgaste. Al volver al taller, el esqueleto de las líneas dibujadas, vuelven a crear otro paisaje, otra piel contenedora, ya no del agua, sino de los ritmos de los hilos que van y vienen marcando sus rumbos por el nylon. Muchas horas de taller destinadas a descubrir las sutilezas en la técnica del bordado, modificaron mi estructura de trabajo anterior. El cambio estuvo en el poder decidir intuitivamente las direcciones del hilo y así generar los planos monocromos que invitan a contemplar en la abstracción, la superficie de una muralla que custodia.

Contacto
daniarnaudo@yahoo.com.ar
www.daniarnaudo.wix.com/obra