CURADORA RESIDENCIA

Estefanía Mateo / Residencias espontáneas

Estefanía Mateo / Residencias espontáneas

ESTEFANÍA MATEO
Residencias espontáneas / 2021, marzo

Bio
Nació en Mar del Plata (Argentina), en 1986. 
Su formación se da principalmente en talleres y clínicas de artistas, entre ellos: Diana Aisenberg, Ernesto Ballesteros, Juliana Iriart, Juan José Souto, Mariana Pellejero, Daniel Baino, Andrea Pasut y Daniel Mirockznyk, entre otros.
Participó del colectivo Hotel Realidad creado en 2011 en Mundo Dios, declarado de Interés Cultural Provincial y becado por el F.N.A.
En 2014 y hasta 2021 trabajó en el Área de Educación del Museo Provincial de Arte Contemporáneo MAR y desde 2021 es Co-Coordinadora del Área de Producción en dicha institución.
Organizó, coordinó y curó ciclos de exposiciones en diversos espacios. Desde 2019 gestiona @singular.artecontemporáneo, una galería de arte virtual que tiene como objetivo difundir y comercializar obras de artistas locales.
Con su obra fue seleccionada en el Premio Argentino a las Artes Visuales de Fundación OSDE y en dos oportunidades en Premio Itaú, donde recibió en 2021 media beca de formación en el Programa de Artistas X Artistas de Fundación El Mirador.
Expuso de manera individual y colectiva en diversos espacios.
Actualmente vive y trabaja en Mar del Plata.

Proyecto
La residencia espontánea en Curadora surgió de la necesidad descansar de la rutina en un entorno natural y amigable para ver y analizar mi obra. 
Llevé para compartir imágenes y textos sobre mis trabajos y estuve mucho tiempo observando, escribiendo, leyendo y analizando interrogantes en un momento muy extraño de nuestra historia como lo fue la pandemia.
Dentro de la residencia y gracias a la guía de Cintia y Maxi pude analizar mi producción y escribir con más precisión los textos que describen mi trabajo. 
El hermoso espacio brindado fue clave para desconectar de la rutina y conectar conmigo. Fue ahí donde sucedieron cosas inesperadas y no menores cuando me acerqué al río a buscar camalotes y terminé nadando. La siguiente visita al río fue con una guía entrenada y logramos hacer casi 5 kilómetros nadando desde la orilla de la Comuna de Leyes hasta las orillas de San José del Rincón. En ese largo tramo pude ver y sentir infinidad de vida entre brazada y brazada. 
Fue una experiencia increíble que puedo traducir en dos de los grandes pilares de mi obra que son el cuerpo y el espacio que dan por resultado una acción.

Contacto
estefaniamateog@gmail.com
@estefaniamateo_