CURADORA RESIDENCIA

Anahí Laurencena / Temporada21

Anahí Laurencena / Temporada21

ANAHÍ LAURENCENA
Temporada21 / 2022, septiembre

Bio
Nació en Rosario (Santa Fe, Argentina) en 1984.
Se formó en la Escuela de Bellas Artes de la UNR, es Profesora y está terminando su tesina.
Realizó clínicas con Mauro Guzmán y Pauline Fondevila y talleres con Nancy Rojas, Natacha Voliakovsky, Lucas Di Pascuale, Hernán Camoleto, Gastón Herrera, Eladia Acevedo, Thigra, entre otros.
Participó de diversas muestras en Rosario, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
Recibió una Mención en el Concurso Acción Ambiental del Ministerio de Cultura de la Nación. Quedó seleccionada para el Salón Nacional Palais de Glace, dos veces para el Salón Nacional de Santa Fe, en el Concurso de Artes Visuales del FNA, en el Premio Itaú de Artes Visuales y en el ciclo Joven y Efímero del C. C. Parque de España, Rosario.
Realizó residencias en CURADORA (Santa Fe), Semilla Salvaje y Casa 13 (Córdoba) y en la Galería Atelié 397 (Sao Paulo, Brasil).
Recibió la Beca Sostener Cultura II del FNA, dos becas de formación de la Municipalidad de Rosario y una beca grupal del FNA junto con el grupo Sub escuela.
Formó parte de SUB escuela, grupo de producción y formación en arte y conformó los proyectos musicales Guerrilla espiritual y Salchipapas.
Vive y trabaja en Rosario.

Proyecto
Llegué a CURADORA gracias al apoyo de la Secretaria de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario.
Mi desembarco en la Residencia traía la intención de desarrollar el proyecto HAMBRE, pensado especialmente para realizar en San José del Rincón.
Este proyecto surge del diálogo entre los intereses de mis trabajos anteriores y algunos rasgos identitarios del lugar. San José del Rincón es una ciudad que está a orillas del río Colastiné, un brazo del Paraná. En esta ciudad vivió Saer y su libro El Entenado hace referencia a la tribu Colastiné, proponiendo una ficción donde el concepto de canibalismo puede ser pensado como metáfora de incorporación de la alteridad. Pensar en el concepto de canibalismo me recuerda, a su vez, al Manifiesto Antropófago. A las invasiones europeas, el devenir cultural de esa mezcla y el dominio que aún persiste. También a la naturaleza como identidad originaria de este continente y el capitalismo como mecanismo de vinculación con el territorio donde no se incorpora la otredad, sino que la domina y la va destruyendo de a poco.
Los devenires de estas ideas consistieron en releer El Entenado y el Manifiesto Antropófago muy cerquita del río Colastiné. Retratar y reescribir algunos textos seleccionados de estos libros con lápices de colores sobre papel. Dibujar el paisaje y su río. Trabajar con la arcilla de la costa donde ensayé cuencos, tablillas donde reescribí estos textos y retraté la forma del río. Estos objetos los bizcoché en un horno casero de carbón, que aprendimos a construirlo con un tutorial de youtube.
Algunas de estas piezas las utilicé para realizar una acción a orillas del Colastiné, donde el agua, el fuego y otra vez el agua del rio, las afectó en un acto de deglución y transformación.

Contacto
anahilaurencena@hotmail.com
www.anahilaurencena.wixsite.com/obras
@anahilaurencena/